Muere pastor que dijo: “Dios es más grande que el virus”

553
EE. UU.: muere de COVID-19 pastor que proclamó que “Dios es más grande que el virus” [VIDEO]

El líder de la Iglesia Evangélica Nueva Liberación de VirginiaEstados Unidos, falleció el pasado 11 de abril a causa del coronavirusGerald Glenn mostró con satisfacción lo llena que estaba su iglesia semanas antes de su muerte pese a las recomendaciones de mantenerse aislados para evitar más contagios de la COVID-19.

Glenn, durante sus discursos, prometía seguir predicando a menos que estuviera en la cárcel o en el hospital. “Creo firmemente que Dios es más grande que este temido virus. La gente está sana en mi iglesia”, señaló el pastor durante una reunión con miembros de su congregación.

TE PUEDE INTERESAR  Conjuntivitis sería otro de los síntomas del coronavirus

Según información brindada por WTVR, la madre del religioso también dio positivo al virus luego de realizarse los exámenes para descartar la enfermedad.

Miembros de la Iglesia Evangélica anunciaron la noticia del deceso el domingo 12 de abril y a la vez pidieron respeto para la familia, en especial para Marcietia Glenn, madre del obispo fallecido.

Su hija Mar-Gerie Crawley dijo a WTVR que su padre en un inicio descartó que padecía la enfermedad, debido que tenía de diverticulitis, un mal gastrointestinal que genera inflamación en los intestinos, motivo por el cual no era algo extraño que experimentara fiebres muy intensas.

TE PUEDE INTERESAR  En China continúan vendiendo murciélagos para comer pese al peligro sanitario por el coronavirus

Una semana antes de su fallecimiento, el líder espiritual tuvo dificultades respiratorias y a los pocos días fue diagnosticado con la COVID -19.

Después de la muerte de su padre, Mar-Gerie pidió a la población que comprenda la gravedad de la pandemia porque no solo se trata de unas cuantas personas enfermas, sino que se puede infectar toda la población con el mal.

Otro evento similar de desacato y desobediencia a las medidas tomadas para evitar la expansión de la pandemia sucedió en Chile. Javier Soto, un conocido pastor evangélico rechazó la cuarentena voluntaria promovida por las autoridades de su país, tildando de “ratas cobardes” a quienes la acatan e invitó a sus pares a salir a las calles para predicar pese a la coyuntura.

TE PUEDE INTERESAR  Dominicana embarazada en Marruecos pide a gritos que la traigan a su país