Tiendas, restaurantes e iglesias reabrieron sus puertas el lunes en Italia, en medio de cautelosas medidas para aliviar el confinamiento por la pandemia de coronavirus.

El empleado de una tienda de Gucci en Via dei Condotti, en Roma, mide la temperatura a un cliente (Foto: Alberto PIZZOLI/ AFP)

Los italianos pudieron volver tomar su capuchino matutino en los bares, aunque a cierta distancia el uno del otro, en lo que el primer ministro Giuseppe Conte admitió el fin de semana que es un “riesgo calculado” del desconfinamiento.

Un hombre toma un café en un bar, Milán, Italia, 18 mayo 2020 (Reuters/ Alessandro Garofalo)

“No he trabajado por dos meses y medio. Es un día hermoso y emocionante”, dijo Valentino Casanova, un barman en Caffe Canova, en la céntrica Piazza del Popolo, de Roma.

Un empleado corta el cabello de un cliente en Milán (Reuters/ Flavio Lo Scalzo)
El dueño del Goga Cafe en su bar en el primer día de reapertura (Miguel Medina/ AFP)

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, celebró, por su parte, la reapertura del país como un “primer paso” antes de avanzar con más rapidez tras casi dos meses y medio de bloqueo por la pandemia del coronavirus, pero avisó que los próximos meses serán “muy duros”.

TE PUEDE INTERESAR  Pacientes que superaron el coronavirus donan su plasma para salvar vidas
Un hombre en la Galería Nacional de Arte Moderno y Contemporáneo de Roma (Reuters/ Yara Nardi)
Una bartender prepara unos tragos en un bar de Trastevere, en Roma (REUTERS/Guglielmo Mangiapane)

“Serán meses muy duros y complejos, no debemos ignorarlo”, dijo en una carta abierta al diario Leggo, distribuido gratuitamente en las ciudades y especialmente en el transporte público, muy usado por los trabajadores que este lunes vuelven a sus puestos.

Una mujer durante una misa en la Cappella Feriale del Duomo de Milán (Miguel Medina/ AFP)

Italia, con 225.435 contagios de coronavirus y más de 31.000 muertos desde el comienzo de la crisis el 21 de febrero, ha retomado desde hoy gran parte de las actividades comerciales del país, al constatar una contracción de la curva epidemiológica.

Una mujer pasa frente a un cartel que informa sobre la reapertura de un centro comercial en Milán (Reuters/ Alessandro Garofalo)
Mujeres con barbijo en el barrio Monti de Roma (REUTERS/Remo Casilli)
Unos jóvenes toman cerveza en la zona de los Navigli en Milán (REUTERS/Alessandro Garofalo)
Un hombre disfruta de un helado en Milán (REUTERS/Guglielmo Mangiapane)

Desde que se decretara el confinamiento, el 9 de marzo pasado, quedaron abiertas las tiendas de primera necesidad, alimentarios o farmacias, y poco a poco se ha ido reanudando otros sectores, como el de la construcción o las manufacturas el 4 de mayo.

Dos personas comen una pizza en Trastevere, en Roma (Reuters/ Guglielmo Mangiapane)

Desde hoy vuelven a funcionar bares, restaurantes y peluquerías, además de museos, bibliotecas o comercio minorista, aunque con medidas de seguridad para evitar eventuales focos de contagio.

TE PUEDE INTERESAR  Ingresan al hospital a dos sospechosos de Coronavirus en San Francisco de Macorís
Personas en un restaurante de Milán (Reuters/ Flavio Lo Scalzo)

El primer ministro mencionó en primer lugar a los obreros que se mueven en el transporte público, empleados, estudiantes, madres y padres que en esta Fase 2, la de la desescalada, deben afrontar “una cotidianeidad literalmente cambiada” por el coronavirus.

Colas en una tienda de Hermes en Milán (Miguel Medina/ AFP)

En este sentido reconoció que evitar las aglomeraciones en el transporte público, sobre todo en horas puntas, “no será fácil”, pero pidió respetar los protocolos de seguridad, como la obligación del uso de mascarilla o mantener la distancia de seguridad.

Un restaurante en Milán (Reuters/ Alessandro Garofalo)

Agradeció a los italianos por su “disciplina y civismo” en estos meses, pero les advirtió que “la estrada aún es larga y no hay que bajar jamás la guardia”.

Una camarera sirve a dos clientes en un café frente al Pantheon en Roma (Andreas Solaro/ AFP)

Muchos empresarios han decidido no abrir al no estar preparados o directamente porque no les conviene, como pueden ser los del sector turístico, pues Italia solo abrirá sus fronteras externas desde el 3 de junio y únicamente para viajeros procedentes de la Unión Europea.

TE PUEDE INTERESAR  Suben a 68 los fallecidos por coronavirus en República Dominicana
Un niño con babrijo durante una protesta frente al municipio de Milán (Reuters/ Flavio Lo Scalzo)

Conte reconoció que muchas personas se han quedado sin trabajo o sin un sueldo, o que ahora ven al borde de la quiebra sus negocios, y aseguró que el Gobierno se apresurará a repartir las subvenciones incluidas en dos decretos por más de 75.000 millones de euros.

Una misa en la iglesia Santa Teresa D'Avila en Roma (Reuters/ Remo Casilli)

“Estamos trabajando día y noche para hacerlo aún mejor. El Gobierno no es sordo a los muchos problemas que los ciudadanos están viviendo y pretende enfrentarlos uno a uno, asumiendo toda la responsabilidad”, aseguró Conte.

Foto del lunes de un hombre tomando la temperatura de una mujer en Roma tras la relajación de las medidas de confinamiento por el coronavirus [18 de mayo de 2020] (Reuters/ Yara Nardi)

Y zanjó en su carta pública: “El Estado estará a la altura para abatir y superar los obstáculos. Paso a paso, con prudencia y atención, para evitar retrocesos. Italia volverá a correr”.