Sonidos que han marcado los anales de un país, desde las agujas de un reloj que mira al mar en San Fernando de Montecristi. Es una joya seductora de la ingeniería y de la precisión, y sobre todo un monumento como ningún otro en el continente americano. Conoce la historia de este guardián de secretos de la República Dominicana.





Mas Informacion en : El Nuevo Informe







Sonidos que han marcado los anales de un país, desde las agujas de un reloj que mira al mar en San Fernando de Montecristi. Es una joya seductora de la ingeniería y de la precisión, y sobre todo un monumento como ningún otro en el continente americano. Conoce la historia de este guardián de secretos de la República Dominicana.





Mas Informacion en : El Nuevo Informe