Viajó a EEUU para ver a su hijo luego de 13 años y lo halla muerto

“Para mí ha sido un infierno”, así describió la travesía que tuvo que pasar la señora Obdulia Díaz Robles, originaria de México, para conseguir una visa que demoró meses en ser tramitada por la embajada de su país, debido a las complicaciones de la pandemia del coronavirus.

Obdulia llevaba 13 años sin ver a su hijo Leyder Vidal Díaz y cuando por fin tuvo la visa para viajar a visitarlo, supo que lo habían asesinado.

En entrevista con Univision 62, la madre mexicana dijo que había hablado con él y le había dicho que “una vez que me den la visa, yo voy porque tenemos 13 años sin vernos, sin abrazarnos, sin nada”. Inconsolable, Díaz Robles agregó: “Yo ya no vi a mi hijo, para mí, ha sido muy doloroso”.

Leyder Vidal Díaz fue baleado y murió el 6 de octubre durante una pelea entre su hijo biológico y su hijastro, de acuerdo con el relato de testigos.

El padre hispano recibió el disparo al tratar de proteger a su hijo José de Jesús Vidal Rodríguez, a quien su hermanastro le apuntaba con una pistola, según el relato del chico.

“Yo, viendo el arma, pude haber jalado a mi padre y tirarlo al suelo”, dijo José de Jesús, al recordar lo sucedido. El joven se siente culpable por no haber hecho algo más por su papá.

El hijastro, y sospechoso del crimen, fue identificado como Richard Núñez. Lo señalan de disparar desde el estacionamiento hacia la vivienda de su familia. Una bala logró atravesar varios objetos antes de herir y matar a su padrastro.