Hay varias causas que pueden prender fuego a nuestro vehículo, aunque no es muy normal ni recurrente.
Hay varias causas que pueden prender fuego a nuestro vehículo, aunque no es muy normal ni recurrente.

Hay varias causas que pueden prender fuego a nuestro vehículo, aunque no es muy normal ni recurrente. Una vez comienza a incendiarse, puede ser consumido por las llamas en menos de dos minutos y los daños pueden ser irreparables.

Por eso, es importante tener en cuenta todo tipo de prevención para evitarlo y, si en cualquier situación le llega a pasar, hay que actuar muy rápido y correctamente.

Si estamos manejando y empezamos a ver abundante humo saliendo del capó, tenemos que mantener la calma para detenernos y actuar debidamente, seguir avanzando el vehículo sólo avivará las llamas ocasionando daños extremos o un incendio fatal.

Apáguelo

Una vez detenidos, apaga el motor para cortar toda electricidad en los sistemas de alimentación de combustible. Coge el extintor rápidamente y vacíalo en el origen de las llamas, OJO, al abrir el capó tenga cuidado con el fuego, pues al ingresar aire se propagan las llamas y se puede quemar.

Si hay pasajeros, ¿qué deben hacer?

Los pasajeros deberán alejarse al menos 50 metros del vehículo para para no respirar el humo tóxico de los materiales en combustión. Alertar a la línea de emergencia 911 es la mejor opción por si sucede algún imprevisto.

Recomendación

Recuerda siempre que la mejor prevención es el mantenimiento continuo. Por eso, es importante estar al día con la revisión tecnicomecánica para probar que los sistemas eléctricos, plásticos y gomas estén en perfectas condiciones.