Mas

    Ella no sabía que parirle un hijo iba a ser su peor error

    spot_img

    Un capitán de la Policía Nacional tomó represalia contra su expareja por esta haber denunciado en un medio de comunicación que este se ha negado a reconocer la paternidad de la criatura y además la ha agredido.


    Tras la denuncia, el agente Gilberto Estrella Rojas arrestó a Laura Nicol Montas con una orden de arresto que fue emitida por la fiscal Silveria Poueriet Rodríguez.

    Gilberto llamó a Nicol y le dijo que fuera a la Junta Central para declarar la niña y al ella presentarse se encontró con una patrulla de la policía.


    Estando presa tuvo que firmar un documento en el que se compromete a lo siguiente:

    1. No puede hablar del oficial en los medios de comunicación.

    2. No se puede acercar al oficial.

    3. No puede acceder a la residencia del oficial.

    La orden de arresto.

    De acuerdo con la información, el capitán de la uniformada denunció a la joven ante el Ministerio Público de Verón, Punta Cana, por supuesta agresión física y verbal, petición que habría acogido la fiscal actuante sin ningún elemento de prueba; mientras que cuando ella se quejó ante las autoridades de los maltratos que recibe por parte del padre de su hija nadie le prestó atención.

    Ultimas Noticias

    Noticias Relacionadas