Embarazo de Medina

Una joven de 18 años, que tenía cuatro meses de embarazo, falleció a causa de un aborto que le práctico su propia madre.

Para practicarle el aborto, la madre de la joven hizo que su hija ingiriera unas pastillas.

Según una prima de la fallecida, el motivo por el que la progenitora no quería que su hija siguiera con el embarazo fue que el padre de la criatura dijo que no se haría a cargo.