Netflix y República Dominicana, lo que se debe saber

0
157
Netflix y República Dominicana, lo que se debe saber

(Colaboración especial de Marlon Soto)

Muchas personas han emitido diversas opiniones sobre el caso Netflix.

Un hecho conocido por los que hemos trabajado con realizadores estadounidenses, o hemos aprendido de ellos, es que no ponen en riesgo ni a su personal ni su capital, bajo ninguna condición.

Las dos cosas son caras de una misma moneda. Es una lógica de acero: al proteger a los que hacen posible sus productos de alta calidad, protegen también su inversión. Es un asunto de dinero, puro y simple.

El otro aspecto de ese mundo altamente especializado y tecnificado es que no se permite el más mínimo espacio para errores, ni hay segundas oportunidades, porque poderosos sindicatos protegen como fieras los derechos y las vidas de los trabajadores de esa industria.

Y un fallo en ese aspecto le puede costar millones a un estudio, y puede hasta llegar a derrumbarlo.

Sus cálculos ante eventos como los que están sucediendo en nuestro país, sean exageraciones o no, no se basan en discriminación ni prejuicios, sino en la matemática de las probabilidades.

Hay cierta probabilidad de que lo que esté sucediendo sea real, o una gran mentira en nuestra contra, o simples coincidencia del destino.

De cualquier forma, ellos prefieren no jugar jamás con las probabilidades que pueden ir en su contra. Si saben que es posible que haya un león suelto a 50 kilómetros de distancia del rodaje, para estar 100% seguros de que no se asomará ni a 25 kilómetros, se mudan con su producción a otro continente, donde no hay leones. Buscan la seguridad, pero la que viene sin ningún asomo de lo azaroso. Sus razones son de “peso”.

Temas Relacionados  Policía pasa frente a un linchamiento en Los Guaricanos y siguió como si nada

Debemos darles el beneficio de la duda. Lo que han hecho no es una maniobra arbitraria. Si hay algo que los grandes ejecutivos de Hollywood aprendieron desde el inicio de la industria del cine es que ese nuevo tipo de entretenimiento dejaba dinero. Y deja más dinero si se hacen bien las cosas, si se entretiene mejor al público.

Es una estructura ideada para divertir, y hacer que, si usted pagó por ese servicio, se vaya satisfecho. De ahí el gran valor de producción de sus creaciones. Y eso implica un mínimo de dudas, de fallos, y de improvisaciones.  Es algo que nosotros como industria todavía no hemos asimilado.

La decisión de Netflix es totalmente una decisión basada en qué es lo más conveniente para una producción, que no es otra cosa que un negocio de millones de dólares. Y es que cada película es considerada como una empresa en sí misma, legalmente hablando.

Temas Relacionados  Joven muere durante carrera clandestina de motores en Ocoa

Por eso, aunque usted vea al inicio de los créditos de diez producciones el logo de la Warner Brothers, más adelante, en esos mismos créditos, y en cada una de esas diez películas, aparecerá otro logo de una compañía que no aparece en las otras.

La Warner, como distribuidor, en muchos casos, solo actúa como intermediario para la venta (exhibición) de cada una de esas producciones independientes, llevándose un gran porcentaje del negocio.

Por razones parecidas, cuando Netflix hace o compra películas, son también productos individuales, cada uno con su estructura financiera y sus características particulares. Y son esas peculiaridades las que definen las decisiones que se toman.

¿Qué podemos hacer ahora de nuestro lado? Nada. Aceptar las consecuencias. Es casi imposible que después que una producción decide irse de un lugar vuelva, porque significa perder más dinero y tiempo, que en el cine son la misma cosa.

Porque no nos equivoquemos, esa decisión que Netflix ponderó con todas las cartas sobre la mesa les ha costado dolores de cabeza y dinero.

Y me gustaría saber cuánto porque ese monto dará una idea de lo que los demás estudios podrían perder también si deciden filmar aquí, y les ocurre algo parecido, por la razón que sea.

Temas Relacionados  Claro inicia fase para modernizar su red móvil

Este hecho que ya ha corrido por todos los pasillos de los grandes estudios, lamentablemente nos ha hecho retroceder años, y años nos costará recuperarnos.

La experiencia demuestra que cuando a una producción de Hollywood le ocurre un problema en un país, repercute en la comunidad entera de productores a nivel mundial, y les puede tomar mucho tiempo recobrar la confianza.

En el 2010 advertí que no vendrían las mega producciones de Hollywood con la que nuestro país soñaba ya que estábamos sobrestimando nuestra capacidad de manejar estas altamente organizadas producciones y sus estrictos procedimientos.

Abogaba entonces por un proceso más lento y cuidadoso, usando la propia ley para elaborar un plan a mediano y a largo plazo, con el fin de evitar la catástrofe de «Miami Vice», que nos puso en una lista negra.

En ese entonces no teníamos la capacidad de entender verdaderamente cómo funciona el cine altamente organizado y especializado.

Ya estamos de nuevo en esa lista negra. Pero somos así, todo lo queremos ahora, sin investigar las consecuencias y sin tomar en cuenta las opiniones de los que realmente entendían esa ley porque hicieron las investigaciones de rigor, y colocaron en ella y su reglamento, con puño y letra las ideas fundamentales. Lo demás fue relleno.

Comentarios

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí